Juego de Egos

En mi afán por intentar encontrar experiencias válidas de gente que ha encontrado trabajo en los tiempos que corren (como el caso que ya comenté de Enzo), me he topado con la historia de Alec Brownstein, un creativo en busca de trabajo en Nueva York.

Conociendo la dificultad de conseguir una entrevista en alguna de las grandes agencias neoyorkinas, decidió comprar AdWords de Google (los famosos enlaces patrocinados) con los nombres de los distintos directores creativos de esas agencias. De manera que cuando estos directores se buscaron a sí mismos en Google, lo primero que les salió fue un mensaje de nuestro candidato pidiéndoles trabajo.

Gracias a este sistema Alec consiguió entrevistarse con cuatro de los cinco directores a los que se linkó, dos le hicieron una oferta de trabajo y consiguió un puesto en una de ellas. Y todo por el módico precio de ¡6 dólares!

Moraleja:  solo hay una cosa que en el ser humano jamás pierde fuerza, el gusto por ver el reconocimiento de los demás. Es decir, el cultivo del EGO. Si el tuyo está en horas bajas, busca cultivar el de los demás, es barato y da réditos

googlejob

Sin comentarios | Leído 196 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *