Hacer del defecto virtud

Todos tenemos complejos y fobias que nos hacen inseguros y frágiles. La mayoría de las veces nuestro entusiasmo es suficiente aliciente para sobreponernos a ellos, pero hay ocasiones en las que nuestros miedos nos pueden limitándonos hasta extremos perjudiciales.

Prueba reciente de lo que hablo es el episodio que sufrió Joaquín Sabina en su primer concierto en Madrid o Pastora Soler previamente. Profesionales con muchos años de experiencia a sus espaldas que se anulan por la presión. Pero este defecto no es solo patrimonio de los famosos, ni mucho menos, según los expertos, un 75% de la población sufre lo que se denomina glosofobia: fobia a la hora de hablar en público que, en el mundo de la empresa, está ligada especialmente a posiciones comerciales o directivas y a cualquier profesional que tiene la necesidad de comunicarse tanto interna como externamente.

La glosofobia puede llegar a constituir un grave problema para las empresas, ya que tener capacidad para comunicarse, persuadir y hacer llegar de forma clara su mensaje a los otros es una característica imprescindible para cualquier ejecutivo, por ello corregirlo será la mejor manera de convertirlo en una ventaja competitiva.

Preparación y práctica son los mejores antídotos para corregir defectos, pero sobre todo, el sentido del humor. Si como dijo el sabio “nadie es perfecto” la solución será saber sacarle partido a nuestros defectos, poniéndolos sobre el tapete y mostrándolos como una parte inherente a nuestra realidad.

Cuando en una entrevista de trabajo nos pregunten sobre nuestros defectos, no los evitemos, simplemente expongámoslos como demostración de valentía, de confianza en uno mismo y como valor que aporta un sentido diferencial frente a los que se esconden. “Sí, tengo mala memoria, pero a cambio, lo apunto todo”.

No hagamos de nuestros defectos el centro de nuestras vidas, porque “Si con todo lo que tienes no eres feliz, con todo lo que te falta tampoco lo serás”.

 

Sin comentarios | Leído 226 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *